El embarazo precoz o embarazo a temprana edad

Embarazo precoz

Antes de Seguir veamos la definición de embarazo precoz o embarazo en adolescentes:

 




Es aquel embarazo que se produce en una mujer adolescente; entre la adolescencia inicial o pubertad –comienzo de la edad fértil– y el final de la adolescencia, aunque este término es también usado para referirse a las mujeres embarazadas que no han alcanzado la mayoría de edad jurídica, lo que varía en los distintos países del mundo (Acá en Venezuela son los 18 años de edad), así como a las mujeres adolescentes embarazadas que están en situación de dependencia de la familia de origen.

El EMBARAZO PRECOZ  se ha vuelto cada vez más frecuente y se estima que es un problema primordial en lo que se refiere a la salud pública, principalmente en aquellas  poblaciones que se encuentran deprimidas, debido a que este tipo de embarazo es uno de los que presenta el mas alto  riesgo de morbilidad; ya que los niños al nacer suelen presentar: un muy bajo peso, la mayoría tienden a ser prematuros y con un alto riesgo de morbi-mortalidad materna, perinatal e infantil.

Este embarazo es un resultado de la patología social, es decir, es lo que se obtiene del  descuido o apatía paterna, de esa escasez de afecto, de esa pobreza que invade el mundo, de aquella inseguridad  y violencia con la que se vive y en algunos casos de la ignorancia que se tiene.

 

embarazo en adolescente

Toda adolescente que se embaraza se convierte inmediatamente en la presa de la falsedad de una humanidad que increíblemente perdona sus actividades sexuales, pero que condena su embarazo. En este mundo ya sea consciente o inconscientemente, se  ha dado mayor libertad a la actividad sexual juvenil, pero la sociedad aun insiste o regresa a ser sorprendentemente moralizadora e implacable en el momento de enfrentarse a las consecuencias que trae dicha libertad; ya que, atribuir la responsabilidad y culpar a la adolescente salva a la sociedad adulta de adquirir y aceptar su propia responsabilidad y culpa; es por esta razón que el rechazo es una de las reacciones más cómodas. Todo esto con el fin de no comprender que esta situación se trata de un problema más general.

Al momento de condenar a la adolescente, solo se está defendiendo a la sociedad restante, y aunque el rechazo en algunos casos es bien disimulado y suele adoptar el disfraz de una solución de integración y acogida, el hecho de aumentar la ayuda ya sea médica o material, desde otra perspectiva podría verse como un proceso de exclusión, debido a que fundar lugares donde las adolescentes vivan durante el embarazo siendo protegidas y vigiladas, para no correr el riesgo de lastimar la decencia y el equilibrio psíquico de los adultos, puede convertirse en una muestra más de marginación y no en la posibilidad de beneficiar la unión social; porque  tener piedad de una adolescente que esta embarazada es hacerla ver como la pobre chica ( la víctima de la carencia de protección y del egocentrismo de los hombres).

 




El embarazo y la maternidad precoz poseen un alto nivel peyorativo, tanto para la joven como para el niño ya que las dificultades aumentan cada día debido a que todo adolescente es débil y si se embaraza se vuelve aun mas débil, y por esto el pronostico ya sea medico, en la escuela, dentro de la familia o a nivel profesional resulta sobrio, y de la misma manera el futuro del niño a nacer o la relación que existirá entre madre-hijo. Este tipo de embarazo hace que las madres tengan muy poca probabilidad de formar algún día una familia estable y esto no se debe nada más a la inmadurez biológica o la psicológica de la adolescente, si no que estas maternidades son muy difíciles de asumir para la sociedad.

Es posible que la adolescente pueda concebir un hijo y hasta darlo a luz, pero claro esta que a su edad no se encuentra capacitada para darle una educación, ni con una autonomía suficiente para criar a su hijo sin tener dificultad. Un ejemplo claro y real de lo dicho anteriormente es la reacción que tienen el padre y la madre de la adolescente al momento de saber sobre el embarazo de la hija, se ha visto que hay muy poca comprensión y afecto por parte de ellos debido a que en primera instancia no se preocupan por lo que va ocurrir con la adolescente si no en que es lo que va a ocurrir con ellos; porque para ellos es una herida profunda y los transforma en padres severos y con irracionales reproches y en algunos casos puede llegar a ser la causa de la separación matrimonial. Todo esto lleva a la joven adolescente a sentir que su embarazo dio origen a un conflicto y se siente  con una inmensa carga de culpabilidad.

Consecuencias de un embarazo precoz:

Aclarado ya anteriormente lo que es el embarazo precoz y a que se debe es también es importante que se tenga claro cuales son sus consecuencias:

  • Una joven embarazada puede correr muchos riesgos, primeramente durante su embarazo puede presentar anemia o diversas complicaciones al momento de dar a luz,  ya que por su edad y desarrollo tiene un alto riesgo de mortalidad.
  • Los bebes que nacen de madres en edad precoz tienen un alto riesgo de mortalidad, así como también pueden presentar malformaciones, retrasos en el desarrollo, parálisis cerebral, retrasos mentales, y muchas otras enfermedades. También se conoce que estos niños suelen presentar más problemas de conducta que otros niños.
  • Este tipo de embarazo lleva a problemas maritales ya que son uniones que se produjeron debido a un embarazo y que por esta razón terminan en separaciones y divorcios, lo que trae como consecuencia que sus hijos crezcan en hogares monoparentales y con una gran posibilidad de generar en su futura adolescencia embarazos no deseados.
  • La adolescente se convierte en una persona con poca probabilidad de continuar y terminar sus estudios debido a que se tiene que hacer responsable del cuidado (económico – afectivo) y crianza de su hijo; y estas jóvenes que abandonan los estudios muy pocas veces vuelven a retomarlos.
  • Este tipo de embarazo tiene un alto riesgo de aborto.
  • Otro de los riesgo que no deja de ser igual de importante es el desconocimiento que tienen estas chicas acerca de los signos del embarazo, de la dificultad que hay al momento de informarle a la familia; así como la falta de posibilidades en el nivel económico o de los deseos a expresar al momento de tener al bebe.

El embarazo a temprana edad puede llevar a la adolescente a tener depresión  y su reacción hacia él podría ser considerablemente fuerte que puede llevarla a pensar en el suicidio o hasta intentarlo. El entorno psicológico de la joven embarazada es complicado y dificultoso, ya que en ella suelen acumularse los conflictos propios de la adolescencia, además de las dificultades afectivas observadas durante cualquier embarazo y las problemas familiares que trae consigo el embarazo, todo esto trae como consecuencia ciertas reacciones, ya sean reales o que simplemente sean temidas, miedo el entorno, a tener la inquietud de un futuro incierto, a la perturbación por las medidas o decisiones que deben tomar, entre otros.

Es por esto que el embarazo y las complicaciones o conflictos que este logra traer pueden ser fácilmente apreciados como “factores suicidógenos circunstanciales”.

 




Medidas a tomar para prevenir un embarazo a temprana edad

Por todo esto les presentamos a continuación algunas medidas preventivas del embarazo precoz:

Tenemos diversas maneras de prevenirlo acá se las mencionamos

  • La prevención primaria: la que se refiere a las medidas que se deben tomar para lograr evitar ese fenómeno no deseado; es decir los métodos para prevenir que este embarazo ocurra; todo esto se puede lograr poniendo en practica acciones de orden general ya sean educativas, sociales o familiares; es decir dirigirse a los jóvenes y a la sociedad en general con actividades para cambiar aquellas actitudes o comportamientos a nivel social que fomenten la actividad sexual y que puedan llegar a ser la causa de que hayan embarazos a temprana edad. Se debe poner énfasis en ese tema de educar sexualmente a la juventud, dándoles la oportunidad de ser ellos partícipes de ciertas actividades ya que con estas medidas se podría cambiar la mentalidad de los jóvenes.
  • La prevención secundaria: son aquellas acciones que se deben tomar en el momento que ya el problema ha iniciado para limitar su gravedad; es decir cuando el embarazo ya esta iniciado hay que tomar las medidas necesarias para que este llegue a su termino completo; todo esto asegurándose de que el embarazo tenga una evolución satisfactoria y que a su termino todo este en orden y exista el apoyo por los padres y que no haya problemas familiares.
  • La prevención terciaria: la que se refiere a las medidas que se deben tomar luego de que el fenómeno ya se producido; esto con el fin de restringir las consecuencias que puedan darse a largo plazo o las secuelas y reincidencias que puedan ocurrir. Todo para asegurar el futuro del niño y de los padres de éste y para evitar que puedan ocurrir otros embarazos no planificados o no deseados.

En fin, ahora que se conocen las dificultades o peligros que puede traer un embarazo precoz es indispensable tener en cuenta lo siguiente: aunque un embarazo es lo más maravilloso que le puede ocurrir a cualquier mujer o a una pareja es importante que estés preparado para enfrentar ese desafío que aunque es hermoso, es difícil, porque consiste nada mas y nada menos que en criar y educar a un ser del futuro que además siente y es pensante como tu. Se madre o padre en el momento adecuado; haz que tu hijo sea el fruto de un momento inolvidable y no de un momento loco del cual luego te sientas arrepentido.

 

Comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *